Inicio | Alimentación y salud

15.- SALUD EN LA TERCERA EDAD

Descargar PDF

 

El envejecimiento como un proceso biológico irreversible,extremadamente complejo donde están involucradasprácticamente todas las funciones y características, bioquímicas y genéticas de los seres humanos, así comofactores ambientales producto del entorno en que vivimos.

 

En todoel mundo se ha estado produciendo un aumento acelerado de la población de adultosmayores a partir de un conjunto de transicionesdemográficas, epidemiológicas, nutricionales, medioambientales, y tecnológicas que se extienden al medio social,cultural, económico y político como consecuencia delescenario creado por los seres humanos en el desarrollo desus relaciones entre sí y con otros organismos.

 

¿Por qué envejecemos? ¿Cómo definir elenvejecimiento?.

 

La mayoría de los estudiosos del envejecimiento locaracterizan de la siguiente manera:

Es un proceso biológico que repercute en todo elorganismo.Ocurre a todos los niveles: molecular, celular y delos órganos.Se producen cambios estructurales y funcionales progresivos quese inician antes del nacimiento.

Es un proceso que presenta las siguientes características:

 

  • Universal.
  • Irreversible que conduce a la muerte.
  • Intrínseco, no está causado por factores medioambientales modificables.
  • Genético con influencia medioambiental.
  • Progresivo con pérdida de adaptación.
  • De naturaleza heterogénea.
  • Individual, la velocidad de envejecimiento varía depersona a persona y de órgano a órgano dentro de lamisma persona.
  • Produce modificaciones morfológicas, fisiológicas ypsicológicas.

 

Envejecer es un proceso biológico irreversible extremadamentecomplejo donde están involucradas prácticamentetodas las funciones y características bioquímicas y genéticas

de los seres humanos. No se puede detener, a medida queavanza en nuestro organismo se van perdiendo las capacidadesde adaptación al medio y a pesar de los avances

científicos que se han logrado en la actualidad, no es posibleparalizarlo.

 

No obstante, la misma complejidad de estos procesos, afecta la velocidad o el ritmo de envejecimiento, que sepresenta individualizado e influido por factores ambientales

como la nutrición y otros agentes, lo que posibilita disminuirla velocidad de envejecimiento y proporcionar mejor calidadde vida a los adultos mayores.

 

Según reconocidos investigadores, el potencial de supervivencia, se corresponde de 5 a 6 veces con el período decrecimiento de los seres vivos y está contenido en su legado

genético. Así, los seres humanos deberíamos alcanzaralrededor de 100 a 120 años, las moscas 3 días, una tortugagigante 200 años, mientras que un elefante 80 años.

 

De manera que el período máximo de vida o lalongevidad, se manifiesta como algo específico para cadaespecie, se presenta predeterminado biológicamente y resulta

independiente de la esperanza de vida al nacer que puedecambiar de acuerdo con el progreso y el desarrollo de lascondiciones materiales de la población, como de hecho haocurrido espectacularmente a partir de siglo XX en todo el Mundo.

 

Muchos especialistas coinciden en que los factores queafectan el envejecimiento de los seres humanos no sonsolamente biológicos o genéticos y pudieran resumirsecomo sigue:

 

  • Biológicos
  • Genéticos
  • Medioambientales
  • Económicos
  • Calidad de vida
  • Psicológicos
  • Sociales
  • Políticos

 

Si bien el cuerpo humano va perdiendo paulatinamentecapacidad de adaptación durante el envejecimiento, es unproceso individual de naturaleza multifactorial que sepresenta acompañado del incremento de diversospadecimientos.

 

La próxima pregunta sería: ¿Cuándo envejecemos?

 

Existe consenso de que no existen leyes predeterminadasque puedan definir el envejecimiento de una persona solo porla edad cronológica, ya que como hemos reiterando elproceso se manifiesta de manera personalizada e individual.

 

Se acepta que como consecuencia del mejoramientogeneral en la vida material y asistencial, en muchos países seha prolongado la esperanza de vida al nacer, de manera queun gran número de adultos mayores se mantienen con unenvejecimiento activo sin la presencia de alguna discapacidada edades entre 60 y 65 años, lo que coincide con el

retiro de la actividad laboral. Pero que puede prolongarsehasta aproximadamente 70-75 años en dependencia defactores psicológicos, sociales, económicos y de estilo devida, entre ellos una alimentación saludable.

En este sentido las políticas de acción propuestas pordiferentes organizaciones tanto nacionales o internacionalescomo la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras,

postulan que el envejecimiento activo no se reduce solo a lasatenciones de salud para las enfermedades propias de la vejezo a las asistencias económicas a las personas mayores y serecomienda:

 

  • Reducir los factores de riesgo asociados aenfermedades e incrementar su prevención a través dehábitos saludables de vida como la alimentación sanay el ejercicio físico.
  • Promover la participación social activa en actividadesrecreativas, voluntarias o remuneradas, culturales,educativas y otras.
  • Afrontar las diversas situaciones de estrés medianteadaptaciones situacionales con comportamientospsicológicos positivos.
  • La adecuación a las nuevas circunstancias que surgenen el proceso de envejecimiento con transformacionespositivas de los estilos de vidaapropiados a la edad.

 

En el análisis de los datos estadísticos en diferentesregiones y países se hace evidente que el envejecimiento dela población mundial no tiene precedentes en la historia de lahumanidad, afecta a todas las naciones, trayendo consigoimportantes y graves consecuencias e implicaciones quealcanzan todas las facetas de la vida humana.

 

La disminución de la mortalidad del adulto mayor unido aun decrecimiento de la fertilidad son los factores principalesque determinan el aumento sostenido de la proporción de laspersonas mayores. Pero, este rápido crecimiento de lapoblación envejecida conlleva ajustes en las intervenciones económicas y sociales de la mayoría de los países.

Se ha demostrado que los factores de riesgo que másinciden en el envejecimiento saludable están determinadospor nuestra conducta como son:

 

  • Consumo de tabaco, el
  • Consumo de alcohol,
  • La dieta,
  • La actividad física
  • El aislamiento sin participación en las actividades familiares, ysociales.

 

A su vez, se argumenta que los factores de riesgo acontraer enfermedades que pueden modificarse con másfacilidad en los adultos mayores son:

 

  • Comer y beber enexceso con el abuso de sal, grasas saturadas y alcohol.
  • El consumo de tabaco.

 

Estudios genéticos contemporáneos defienden la tesis deque la longevidad no depende mayoritariamente de los genes heredados de las personas, ya que los efectosambientalesdesempeñan el papel más importante en los seres humanos.

 

Así, entre los factores ambientales más primordiales seencuentra la alimentación que ya ha dejado de ser un actosolamente biológico, necesario e imprescindible para mantenerla vida. En el transcurso del desarrollo de la humanidad,la alimentación se ha convertido en un fenómeno con grandesinfluencias sociales, culturales, económicas, comerciales,psicológicas, religiosas y otras.

 

Entre esos cambios se van produciendo en las personas de la tercera edad, se presentan limitaciones por deteriorode la salud bucal, alteraciones del gusto por diminución delas papilas gustativas, del olfato por trastornos en lacapacidad olfatoria, pérdidas de funciones biológicas delestómago y los intestinos con reducción de secreciones,motilidad gastrointestinal y la absorción de algunosnutrientes, entre otras. Estos cambios biológicos puedenrepercutir en el estado de salud y requerir tratamientosmédicos.

 

Unido a estos cambios que se producen naturalmente porfactores biológicos, ocurren otros que tienen que ver concausas psicológicas, sociales o económicas como ladepresión, soledad, falta de recursos y otros que puedenrepercutir y de hecho influyen en la alimentación y en elestado nutricional de las personas mayores, al igual que losmalos hábitos alimentarios.

 

Los nutricionistas y especialistas en alimentos seencuentran cada vez más convencidos de la relación directaque existe entre alimentación y salud, así como laimportancia de los nutrientes y otros componentes de la dietaen la prevención de muchas enfermedades.

 

Alrededor del 75% de las personas mayores, a partir delos 65 años padece al menos una enfermedad crónica. Las enfermedades crónicas en losadultos mayores pueden disminuir suindependencia y determinan que estos requieran de ayudapara las acciones comunes de la vida diaria como sonbañarse, preparar la comida y comprar los alimentos.

 

Entre los factores de salud que más afectan al adulto mayor están:

 

  • Enfermedades cardiovasculares
  • Hipertensión arterial
  • Cáncer
  • Obesidad
  • Diabetes mellitus
  • Síndrome metabólico
  • Osteoporosis
  • Enfermedades dentales
  • Trastornos respiratorios
  • Desórdenes neurodegenerativos
  • Enfermedad de Alzheimer
  • Enfermedades musculoesqueléticas
  • Disfunciones sensoriales
  • Trastornos del sistema digestivo
  • Deshidratación en el adulto mayor