Inicio | Recetario | Conservas

Harina de plátanos (Bananina)

Se seleccionan plátanos verdes de cualquier variedad. Se pelan y se lavan. Se sumergen en agua durante cinco o diez minutos, y se añade jugo de naranja agria o limón. Se cortan en rebanadas o chicharritas de 2-3 mm, se colocan sobre una tela plástica y se ponen a secar al Sol durante dos o tres días. Cuando las chicharritas crujan al partirse con la mano, ya están secas. Se muelen o se trituran en una batidora doméstica, hasta convertirlas en harina o bananina. Se envasan en bolsas plásticas o en recipientes cerrados, para conservarlos durante más de seis meses, sin refrigeración.