Inicio | Recetario | Conservas

Papas deshidratadas al sol

Se seleccionan papas de consistencia firme, sanas y sin podredumbres. Se  pelan, se  lavan  bien  y  se  cortan en  rebanadas de aproximadamente 3 mm. Posteriormente, se introducen en agua hirviendo durante 3-5 min., se lavan inmediatamente con agua corriente hasta que se enfríen, se escurren, se secan un poco con un paño limpio, se colocan sobre una tela plástica o una lámina de polietileno y se ponen a secar al sol directo. Durante todo el día, se dejan las papas al sol hasta que se recogen por la  noche  para evitar la humedad del sereno. Esta operación se repite durante 2 ó 3 días hasta que las papas se sequen. Se sabe que las papas están secas porque se endurecen y se parten con facilidad al apretarlas con la mano. Las chicharritas de papa se pueden almacenar por más de un año, sin refrigeración en una bolsa plástica atada con un cordel o en un cualquier recipiente con buen cierre. Si se desea consumir las chicharritas fritas, sólo tiene que freírlas en aceite caliente. Pero, también pueden consumirse en sopas, potajes u otras preparaciones.