Inicio | Recetario | Conservas

Cebollas encurtidas

Se seleccionan cebollas frescas y duras que se dejan enteras, se cortan en rodajas o en trozos. Pueden usarse cebollas blancas, rojas o amarillas. Se pelan y lavan las cebollas y se introducen en envases de vidrio de boca ancha, previamente esterilizados. Se prepara una solución para cubrir las cebollas con una taza de vinagre, una taza de agua, 2 cucharadas de sal y una de azúcar. Se hierve durante 2 min con plantas de condimento o especias secas a gusto. La solución de vinagre hirviendo se añade al frasco que contiene las cebollas. Se eliminan las burbujas de aire con ayuda de un cuchillo y se cierran los envases herméticamente, de manera que cuando los vire el líquido no se salga. Se esterilizan los frascos en un baño de agua hirviendo, durante 10 min. Los envases se sumergen completamente en el agua y se cuenta el tiempo de esterilización a partir de que el agua hierva a borbotones.