Pastas

Canelones rellenos

Ingredientes:

Seis canelones, 3 tazas de frijoles refritos, ½  taza de salsa de tomate condimentada y queso a su gusto.

Preparación:

Se cocinan los canelones en agua hirviendo alrededor de 5 min., de manera que no se ablanden demasiado y se dejan enfriar. Después, se rellenan con frijoles refritos u otro relleno de su gusto y se colocan en un molde engrasado. Se añade la salsa de tomate condimentada por encima de los canelones y posteriormente se cubren con queso cortado en lascas finas o rallado. Se coloca en un horno caliente y se terminan de cocinar los canelones, alrededor de 15 min.

Coditos con vegetales

Ingredientes:

Un cuarto kilogramo o 250 gramos de coditos u otra pasta corta, 1 ají pimiento, 1 cebolla, 4 cucharadas de cebollinos, ½ pepino  encurtido, 1 taza de zanahoria cocida, 1 taza de piña cortada finamente, pizca de jengibre, mayonesa y sal al gusto.

Preparación:

Se cocinan los coditos al dente. Se cortan la cebolla, el ají y los cebollinos crudos en pedazos pequeños. Se mezclan los vegetales cortados en dados o pedazos pequeños, la piña y los condimentos con los coditos, y se agrega la sal. Se añade la mayonesa. Se sirve fría o a temperatura ambiente.

Nota: La selección de los vegetales, frutas y condimentos puede cambiar, de acuerdo con su gusto. Asimismo, las pastas cortas, como los coditos pueden sustituirse por papas.

Como hervir las pastas

Las pastas deben consumirse ´al dente´, término que se usa para expresar que no deben perder su textura, no deben quedar ni duras ni blandas con sabor a harina. Por lo tanto, no se hierven en exceso para cocinarse demasiado.

La gran mayoría de las pastas industriales se hierven en una proporción de un litro de agua por cada 100 g de pasta, agregando ½ cucharada de sal y se cocinan a fuego vivo por unos minutos (alrededor de 2 min por cada 100 g), el tiempo depende de la cantidad de pasta a cocinar, siguiendo las instrucciones de los fabricantes. Además, se introducen en el agua cuando esta hierva a borbotones. Las pastas no se cortan y se introducen enteras en el agua caliente. Así, por ejemplo, los espaguetis, que no caben en las ollas domésticas, se colocan en la pared de la olla y se van introduciendo en el agua poco a poco. Se remueve la pasta una vez antes de retirarla de la llama y se prueba. Después de cocida, se escurre en un colador y se consume lo antes posible. Si la pasta se va a consumir en ensaladas o se va a gratinar, se enjuaga por unos segundos con agua a temperatura ambiente.

Cómo hervir las pastas

Las pastas deben consumirse “al dente” término que se usa para expresar que no deben perder su textura, no deben quedar ni duras ni blandas con sabor a harina. Por lo tanto, no se hierven en exceso para cocinarse demasiado. La gran mayoría de las pastas industriales se hierven en una proporción de un litro de agua por cada 100 g de pasta, agregando ½ cucharada de sal y se cocinan a fuego vivo por unos minutos (alrededor de 2  min. por cada 100 g), el tiempo depende de la cantidad de pasta a cocinar, siguiendo las instrucciones de los fabricantes. Además, se introducen en el agua cuando ésta hierva a borbotones. Las pastas no se cortan y se introducen enteras en el agua caliente. Así, por ejemplo, los espaguetis, que no caben en las ollas domésticas,  se colocan en la pared de la olla y se van introduciendo en el agua poco a poco.  Se remueve la pasta una vez antes de retirarla de la llama y se prueba. Después de cocida, se escurre en un colador y se consume lo antes posible. Si la pasta se va a consumir en ensaladas o se va a gratinar, se enjuaga por unos segundos con agua a temperatura ambiente.

Espaguetis con albóndigas vegetarianas

Ingredientes:

Medio kg de espaguetis, 6 albóndigas vegetarianas, salsa de tomate condimentada y queso rallado al gusto.

Preparación:

Se introducen los espaguetis en agua hirviendo con sal a gusto hasta lograr una consistencia “al dente”. Se cocinan brevemente las albóndigas vegetarianas de tamaño pequeño (aproximadamente 2 cm de diámetro) con la salsa de tomate condimentada en las cantidades de su gusto, hasta que la preparación esté caliente. Se sirven los espaguetis y la salsa de tomate que contiene las albóndigas vegetarianas independientemente para poder consumir esta última a gusto. Se espolvorea queso rallado sobre los espaguetis cubiertos con la salsa. 

Espaguetis con pesto

Ingredientes:

Medio kilogramo de espaguetis, salsa pesto, salsa de tomate y queso rallado al gusto.

Preparación:

En una olla apropiada se introducen los espaguetis en abundante agua hirviendo con sal y un poco de aceite, hasta lograr una consistencia al dente. Se vierten los espaguetis en un colador, preferiblemente metálico, se chorrean con un poco de agua fresca, se escurren y se colocan a la llama en un sartén engrasado. Se mezclan con la salsa pesto y la de tomate al gusto. Se sirven los espaguetis cubiertos con queso rallado.

Macarrones a la crema

Ingredientes:

Medio kilogramo de macarrones, 1½ cucharada de maicena, 1 taza de leche, 1 cucharada de aceite, 1 cucharada de cebolla, ½ pimiento rojo, 3 cucharadas de salsa de tomate, 1 ramito de albahaca, ½ taza de queso rallado y sal al gusto.

Preparación:

Se hierven los macarrones en agua con sal para que queden “al dente” y se prepara un sofrito con el aceite y todos los condimentos. En una olla aparte, se hace una crema espesa mezclando la maicena con la leche y sal al gusto, revolviendo continuamente. Se mezcla la crema con el sofrito, se añaden los macarrones, uniendo todos los ingredientes y se cubre con el queso rallado. Se cocina a vapor en una olla de presión o en un horno durante 20 min. 

Raviolis

Ingredientes:

Dos y medias tazas de harina de trigo, 1 huevo, 1 cucharada de aceite, sal al gusto, agua suficiente o leche (opcional), relleno: queso cortado en pedazos pequeños, frijoles refritos, picadillo de su gusto.

Preparación:

Se prepara una masa con correa a partir de todos los ingredientes básicos. Se deja reposar, se divide para facilitar el trabajo y se extiende con un rodillo o una botella. Se corta con la ayuda de un recipiente u utensilio redondo en círculos de 5 cm de diámetro aproximadamente. Se coloca el relleno sobre el centro del círculo de la masa y se tapa con la otra parte de la masa, apretando bien los borde, si es preciso con ayuda de un tenedor. Se hierven los raviolis alrededor de 5-7 min y se sirven calientes con una salsa de su gusto.