Con Huevos

Huevos al plato

Los huevos al plato se elaboran en sartenes o en cazuelas de barro engrasados donde también se pueden servir. Se cocinan primero, brevemente, los huevos enteros a fuego abierto y después se introducen en el recipiente donde terminarán de cocinarse en un horno caliente. Las yemas deben quedar brillantes con las claras bien cocinadas. Se sirven con condimentos al gusto y cebollas, salsas, queso rallado y otros. 

Huevos de codorniz en ensalada

Ingredientes:

Ocho huevos de codorniz, 4 tazas de hortalizas de hojas (lechuga, acelga, espinaca, col china u otras a gusto), 1 cebolla, 1 ramito de hojas de hinojo,  2 cucharadas de hojas de albahaca, vinagre aromatizado al gusto, yogur natural (opcional) y sal al gusto.

Preparación:

Se hierven los huevos hasta que estén duros y se desechan las cáscaras. Se mezclan las hortalizas de hoja con los condimentos y al momento de servir, se agrega la sal y el vinagre aromatizado. Al final se cubre con el yogur y los huevos.

Huevos escalfados

Los huevos escalfados son los que se cocinan sin sus cáscaras, solamente en agua abundante o agregando pequeñas cantidades de sal, vinagre y otros condimentos al agua de cocción que debe estar hirviendo ligeramente. La clara debe envolver la yema completamente y ésta última queda blanda. El tiempo de cocción es de 3-4 min. aproximadamente.

Huevos rellenos

Ingredientes:

Seis huevos, 2 tazas de arroz cocinado, 4 cucharadas de perejil o cebollinos cortados finamente, 1 cebolla pequeña cortada finamente, ½ ají pimiento rojo o su equivalente en otros ajíes, 1 cucharadas de salsa china, 1 cucharada de aceite y sal al gusto.

Preparación:

Se hierven los huevos aproximadamente 5 min. y se descascaran. Se cortan a la mitad y con cuidado, se separan las yemas de las claras para no dañar estas últimas, las cuales servirán de base para el relleno. Se prepara el relleno sofriendo el arroz con el resto de los ingredientes como si se fuera a elaborar un arroz frito, añadiendo las yemas al final de la preparación. Se llenan las claras con el relleno y se sirve acompañado de cualquier ensalada de vegetales. 

Revoltillo de queso

Ingredientes:

Cuatro huevos, ½ taza de queso rallado, 4 dientes de ajo, 2 cucharadas de puré de tomate, 3 cucharadas de aceite y sal al gusto.

Preparación:

Se baten los huevos con el ajo, el puré de tomate y la sal. En un sartén se calienta aceite y se introduce la mezcla de los huevos batidos. Se revuelven los huevos hasta que estén casi secos y al final, se agrega el queso para terminar de preparar el revoltillo. 

Tortilla de arroz

Ingredientes:

Cuatro huevos, 1 ½ taza de arroz bien cocinado, ½ cebolla, 4 dientes de ajo, 2 cucharadas de puré o salsa de tomate, hortalizas a gusto (opcional), 2 cucharadas de aceite y sal al gusto.

Preparación:

Se baten los huevos con una pizca de sal, se agrega la cebolla y el ajo cortados finamente y el puré o la salsa de tomate. Se añade el arroz bien cocinado y hortalizas a gusto si lo desea. Se introduce la mezcla en un sartén donde previamente se ha calentado el aceite y se cocina la tortilla por ambas caras.

Tortilla de hierbas finas

Ingredientes:

Cuatro huevos,

2 ramitos de perejil,

4 hojas de cebollino,

2 ramitos decilantro o 2 hojas de culantro cimarrón,

2 cucharadas de aceite

sal algusto.
 

Preparación:

Se baten los huevos solos con la sal a gusto y se introducen en unasartén con el aceite caliente. Antes de dar la primera vuelta a la tortilla,se coloca el perejil cortado finamente y las otras plantas de condimento sobre los huevos batidos y se vira la mitad de la tortilla. Se vuelve avirar y se termina de elaborar, sin cocinar completamente los huevos,de manera que quede algo blanda por dentro.

 

Nota: La tortilla de hierbas con plantas aromáticas o de hierbas finas como lellaman en Francia, su país de origen, se hace con huevos y plantas de condimento.Al igual que las tortillas francesas, son blandas por dentro y de formaalargada. Las plantas que se emplean son varias, algunas de las cuales como elperifollo no se cultiva en Cuba, pero muchas veces se elaboran solamente conperejil que es prácticamente imprescindible.
 

Tortilla o revoltillo de acelga

Ingredientes:

Un mazo de acelga, 3 dientes de ajo, 4 huevos, 2 cucharadas de aceite y sal al gusto.

Preparación:

Se lava bien la acelga y se corta en pedazos pequeños. Se baten los huevos y se añaden la sal, los dientes de ajo cortados o machacados y la acelga. Se mezclan todos los ingredientes y se introducen en una sartén con el aceite caliente. Si se va a hacer tortilla se deja que forme la torta y después se vira con ayuda de un plato. En caso de preferir el revoltillo, se revuelve todo continuamente hasta que quede cocinado. 

Tortillas con harina de yuca

Ingredientes:

Cuatro huevos, 4 cucharadas de harina de yuca, 4 cucharadas de agua, hortalizas al gusto, condimentos al gusto, 2 cucharadas de aceite y sal al gusto.

Preparación:

Para utilizar la harina de yuca como extensor en las tortillas de huevo, se utiliza una cucharada de harina de yuca por cada huevo que se emplea en la elaboración de la tortilla. La harina de yuca se mezcla con agua a partes iguales y se añade directamente a la tortilla ya batida, antes de cocinarla. El efecto extensor de la harina de yuca se logra independientemente de los ingredientes que se adicionan a los huevos de la tortilla, es decir: hortalizas, germinados de frijoles, condimentos u otros. Se baten los huevos con todos los ingredientes y se cocina la tortilla por ambos lados en una sartén con el aceite caliente. Se sirve caliente

¿Cómo comprobar la frescura de los huevos?

En el proceso de envejecimiento de los huevos tienen lugar los siguientes cambios:

• Las membranas de la yema se debilitan.
• El agua pasa de la clara a la yema.
• La clara se vuelve más fina.
• Se pierde humedad por la cáscara.
• Entran bacterias a través de la cáscara.
• Se puede apreciar un olor desagradable a azufre proveniente del sulfito de
hidrógeno.
• Se pueden producir procesos de descomposición por la contaminación
bacteriana.

A primera vista, para reconocer la frescura de los huevos, se apreciará que la cáscara está brillante con una estructura de terciopelo y si usted lo mueve, se nota sólido. Sin embargo, se recomienda probar la frescura de los huevos antes de su consumo. El procedimiento más sencillo consiste en sumergir o introducir los huevos en un recipiente con agua y sal:

 
• Si los huevos están frescos, se sumergen en el fondo.
• Si los huevos están muy viejos y descompuestos, flotan.
• Si los huevos no están muy frescos, se quedan a media agua.

Otra manera de saber si los huevos no están frescos es cuando la clara se vuelve algo acuosa, menos gruesa o densa, aumenta el tamaño de la yema y sus membranas se rompen con facilidad. Es decir cuando se rompe un huevo fresco en un plato, la yema se ve abultada y se queda en el centro del huevo, rodeada por la clara que presenta un aspecto viscoso.